TRATAMIENTO CASERO PARA EL CRECIMIENTO DEL CABELLO

Me encanta los productos de belleza no tóxicos. No uso nada más que aceites en mi piel, y al comprar shampoo y otros productos de belleza, trato de comprar productos lo más limpios (libre de tóxicos) posible. Las toxinas y productos químicos en productos de belleza pueden penetrar la piel. Estudios han demostrado que pueden terminar en nuestro sistema, afectándonos de la misma manera en que nos afectan las toxinas en los alimentos.

Hacer nuestro propio tratamiento para el cabello es una manera fácil, barata y saludable de agregar nutrientes y antioxidantes al cabello.

Para este tratamiento mezclé:

Estos aceites tienen propiedades increíbles que benefician el cabello y el cuero cabelludo. Aplicalo en el cuero cabelludo (yo utilizo un algodón para aplicar), cúbrete el cabello con un gorro de baño, y dejatelo por una hora mínimo.

Aceite de coco

El aceite de coco es rico en antioxidantes y tiene propiedades antivirales, antimicóticas y antibacterianas, ácido láurico y ácidos grasos de cadena media que fortalecen el cabello, acondicionan el cuero cabelludo y ayudan a regenerar el cabello.

Un estudio que compara el aceite mineral, el aceite de girasol y el aceite de coco concluyó:

“Las conclusiones indican claramente el fuerte impacto que la aplicación de aceite de coco tiene en el cabello, en comparación con la aplicación de girasol y los aceites minerales. Entre los tres aceites, el aceite de coco fue el único aceite que se encontró beneficioso para reducir la pérdida de proteínas notablemente, tanto para el cabello no dañado, como para el dañado, cuando se utiliza antes o después del lavado. Ni el aceite de girasol ni el aceite mineral, ayudan a reducir la pérdida de proteínas del cabello”.

Recuerde, los tratamientos de queratina tratan de reponer el pelo con proteínas, y es esto, lo que hace que el cabello luzca saludable y brillante. Nuestro cabello pierde proteínas por el uso frecuente de planchas, tintes y demás procedimientos que no hacemos. El coco es el único aceite que previene esta pérdida.

El aceite de coco puede penetrar el cabello mucho más fácil que otros aceites, por lo que es el mejor hidratante.

Aceite de oliva

Todos sabemos lo saludable que es el aceite de oliva. Tiene mucha vitamina E el cual es un antioxidante. Estos eliminan los radicales libres de la superficie de su cabello y el cuero cabelludo. Los radicales libres contribuyen al envejecimiento prematuro, por lo que proteger el folículo con antioxidantes puede ayudar con la pérdida de cabello.

Hablando por mi experiencia, porque no encontré muchos estudios sobre el aceite de oliva y el pelo. El aceite de oliva, comparado con el aceite de coco que uso con mayor frecuencia, hace que mi cabello se sienta más grueso y fuerte. No puedo decir específicamente por qué, pero después de usar aceite de oliva puedo sentir una gran diferencia. Se siente más abundante y fuerte.

Aceite de Ricino

El aceite de ricino es el aceite más famoso conocido por ayudar el crecimiento del cabello. De hecho, se puede utilizar en las cejas también. Un gran porcentaje del aceite de ricino contiene ácido ricinoleico, un aminoácido esencial. Es un ácido graso (Omega-9) que penetra los poros del cuero cabelludo y los folículos pilosos. Se cree que este aminoácido permite a los folículos restaurar el crecimiento normal del cabello.

Aceite de árbol de té

Otro aceite que SIEMPRE uso es el aceite de árbol de té. Este aceite es el más potente antibacteriano y anti fúngico. Desde pequeña, me suele (o solía) salir muchas alergias y eczema en la piel y, afortunadamente el aceite de árbol de té me ha ayudado enormemente. Ya, rara vez me sale rash (claro, la buena alimentación ha ayudado bastante). También es muy eficaz en aliviar la picazón y la caspa, debido a sus propiedades antibacterianas y anti fúngicas. La caspa y cualquier tipo de infección del cuero cabelludo puede retardar el crecimiento del cabello, por lo que tratar este problema primero, puede ayudar con el crecimiento del cabello.

Un estudio de 2002 publicado en el Diario de la Academia Americana de Dermatología encontró que cuando un grupo de participantes masculinos y femeninos utilizó un champú con una concentración de 5% de aceite de árbol de té durante un período de cuatro semanas, casi la mitad experimentó una disminución significativa en la caspa. Sólo el 11% de los participantes en otro grupo tratado con placebo, noto mejoría.

Otra cosa que hace el aceite del árbol del té, es ayudar con la producción excesiva de grasa en el cuero cabelludo, este exceso de producción puede causar la obstrucción del folículo del pelo y prevenir el crecimiento del pelo. Cuando se resuelve el exceso de producción, el cabello crecerá más prominentemente.

Recuerde, aceite de árbol de té es muy eficaz en la piel también. Es ideal para eczema, psoriasis, hongos, piojos e incluso el pie de atleta.

Affiliate Disclosure

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *