INFANCIA & ADOLESCENCIA, ALIMENTACION Y EL RIESGO DE CANCER

Las personas tienden a ver de forma positiva cuando un niño alcanza una estatura alta a temprano edad o se desarrolla más rápido o más temprano de lo esperado. Sin embargo, esto no puede estar más lejos de la verdad. En realidad, se ha demostrado en estudios que los desarrollos prematuros están asociados a un riesgo más alto de padecer cánceres como el de mama y próstata en el futuro.

Que ha cambiado??

Cuando estaba pequeña, era común escuchar a las personas, especialmente cuando una niña estaba desarrollando, que el consumo excesivo de pollo y huevos causaba senos más grandes. Advertían a las niñas que las hormonas en el pollo y los huevos causaban que sus senos crecieran más grandes.

Tal vez la idea no estaba bien formulada, y para la mayoría esto era sólo un mito o leyenda popular, pero como dicen, siempre hay un poco de verdad detrás de cada mentira (en este caso mito). Pero usted entiende la esencia de lo que quiero decir.

Porque puede esto ser dañino?

Malas prácticas nutricionales a temprana edad causan producción hormonal excesiva lo cual activa la menstruación en las niñas y el desarrollo en los niños (cambio de voz, entre otros). Estos cambios de producción hormonal a temprana edad podrían causar cáncer de mama/próstata más adelante en su vida. (1) Los fibromas uterinos también son causados por problemas hormonales que pueden ser causados por el consumo excesivo de carne y poca cantidad de frutas y verduras en la dieta.

La pubertad a una edad temprana es un marcador significativo de mayor riesgo de cáncer, y hay evidencia abrumadora de que las hormonas ováricas juegan un papel crucial, en todas las etapas, en el desarrollo del cáncer de mama. (2)

Edad promedio de la menarca

Hace muchos años atrás, alrededor del 1840, las niñas tenían su primera menstruación (menarquia) a la edad de diecisiete años. Sorprendentemente, según la Organización Mundial de la Salud la edad promedio actualmente en los Estados Unidos es alrededor de los doce años.

Desde el 1840 hasta ahora, en Europa occidental y los Estados Unidos, ha habido un cambio concomitante en los hábitos alimenticios. Ha habido un aumento en el consumo de grasas, carbohidratos refinados y procesados, queso y carne y una enorme disminución en el consumo de carbohidratos complejos como las plantas almidonadas. (1)

Hace años, la carne era un lujo. La carne era costosa de producir porque las intervenciones de antibióticos, hormonas y alimentos baratos genéticamente modificados para alimentar a los animales eran inexistentes. Por tanto, la gente lo comía con moderación.

Hoy en día, la leche y el queso se consideran parte esencial de la dieta del ser humano, cuando en realidad estos alimentos deben ser consumidos limitadamente. Las FRUTAS Y VEGETALES deben ser los esenciales en la dieta de las personas y la carne y huevos siempre deben ser de calidad.

Un estudio realizado con un grupo de niñas, sobre cómo afecta la dieta vegetariana caracterizada por carbohidratos más complejos y sin carne, muestran una edad posterior de la menarquia y, como es de esperar, una reducción significativa del acné. (4)

También aplica a otras enfermedades como las alergias. Los órganos y sistemas de los niños y adolescentes se están desarrollando por lo cual es crucial que reciban los nutrientes que necesitan y no tantos químicos y toxinas que terminan causando aveces daños irreversibles. Recuerda que, a nosotros se nos hace difícil deshacernos de nuestros malos hábitos porque crecimos comiendo de esa manera, ellos no tienen por qué.

 

Para ver la fuente, haz click aqui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *